El caso de Teresa

Teresa se casó enamorada. Lo que le atrajo de su pareja era su encanto, su trato cordial y los innumerables detalles que tenía con ella. Después de la boda él fue cambiando y su forma de ser se transformó en actitudes déspotas y nada cordiales hasta que llegó la primera bofetada. A los pocos días recibió la segunda y una tercera y una patada... Teresa no entendía sus reacciones, ¿dónde estaba aquel chico del que se enamoró? En pocas semanas el maltrato físico era evidente y ella no sabía cómo reaccionar. Su hombre ideal se había esfumado y reemplazado por un ser insensible e inhumano.

El caso de Rosa

Rosa también se casó enamorada. Su pareja también era jovial y se deshacía por ella. Con el tiempo él empezó a burlarse de ella, primero en casa, después delante de sus amigos. En pocos meses el desprecio, falta de respeto, tiranía e insultos era lo que más abundaba en su relación. Rosa no entendía ese cambio de actitud. Ella era la de siempre, pero él se había convertido en un desconocido que había cambiado totalmente su personalidad hacia ella, pero, sin embargo, de caras al exterior, él seguía siendo el chico simpático, amable y con buen humor.

Teresa y Rosa se sienten engañadas y ven que su vida ha cambiado por completo. Viven en un ambiente hostil, se sienten enjauladas, están amenazadas, se consideran poca cosa, viven con temor 'esperando' la próxima reacción. Sin darse cuenta entran en un bucle que no saben cómo salir, ni siquiera saben si pueden salir. En el mejor de los casos, después del maltrato, ellos se dan cuenta y piden perdón, ellas confían en que cambiarán -error- y a los pocos días la situación sigue igual o peor. El bucle va creciendo y no se dan cuenta de que viven atrapadas en la red de una araña venenosa.

De pasar a ser mujeres ilusionadas con su relación y enamoradas de sus parejas, se convierten en 'víctimas' de ellos.

Escribo 'víctimas' entre comillas porque, en realidad, las verdaderas víctimas son ellos, los que machacan, gritan, menosprecian, ridiculizan, engañan, ignoran, torturan física o psicológicamente. Quien recibe malos tratos son mujeres que les han robado su autoestima, su capacidad de protegerse, de hacerse respetar, de amarse, de hacer algo para salir de la situación, de no saber poner sus límites, de vivir con los ojos vendados...

Ellos cada vez que gritan y pegan se sienten fuertes y poderosos, sobre todo cuando ven que ellas se vuelven pequeñas y poca cosa. Ellos son las auténticas víctimas porque en realidad son seres cobardes e inseguros que para sentirse importantes, fuertes y respetados utilizan el maltrato físico y psíquico hacia sus parejas. Su fortaleza se teja a través de gritar y pegar ¿Te das cuenta?

Un inciso: No me olvido de que, aunque no es tan habitual, también existe la versión al revés: la mujer que maltrata y el hombre maltratado. Y que esos maltratos también los encontramos en ambientes laborables.

¿Es tu caso? ¿Conoces a alguien que esté viviendo una situación similar?

Si te encuentras en una situación parecida a la de Teresa o Rosa PIDE AYUDA. A tu vecina, a tu compañera de trabajo, a tu hermano, a tu médico, al teléfono de la esperanza, al psicólogo... apúntate a un curso de crecimiento personal, lee libros de autoestima, regálate un retiro... Busca y encuentra a alguien o algo que te ayude a decir BASTA, a decir NO, a que te empodere y puedas recuperar tu fuerza interna para que empieces a vivir como te mereces.

No te olvides que las mujeres somos poderosas, que nuestra naturaleza es fuerte y que podemos con eso y mucho más. Cada grito, cada insulto, cada morado es un NO a esta situación y un SI a sentirte respetada y salir adelante.

Solo tú puedes salir del bucle. Solo tú puedes empoderarte. Solo tú puedes amarte a ti misma. Pide ayuda y recupera tu fuerza interna que es la que te liberará de tu situación.

¡Entre tú y él, quédate contigo! 😉

Masaru Emoto fue un científico japonés (1934-2014) conocido por sus investigaciones sobre el agua. Sus estudios demostraron que las vibraciones emitidas por sonidos, palabras, pensamientos y emociones dirigidas al agua, modifican su estructura molecular.

La vibración que emite una música suave, una palabra dulce, un pensamiento positivo o una emoción benévola es muy diferentes si el agua recibe una música estridente, una palabra grosera, un pensamiento agresivo o una emoción desagradable.

En casa lo hicimos, pero con arroz. Cogimos unos granos de arroz y colocamos más o menos la misma cantidad en dos botes diferentes. A uno de ellos le pusimos una etiqueta con la palabra 'amor' y el otro bote la etiqueta era 'odio'. Lo dejamos en un armario y nos olvidamos durante unas semanas. Cuando lo cogimos pudimos comprobar que el arroz que tenía el nombre de 'odio' tenía un color oscuro, estaba enganchado y petrificado y el otro bote, el de 'amor', el arroz estaba intacto. Te animo a que lo pruebes.

Una reflexión

Si el agua o el arroz quedan afectadas positiva o negativamente según el mensaje recibido, ¿qué crees que ocurre si te tratas o te tratan con cariño o con agresividad, teniendo en cuenta que los seres humanos somos entre un 60-70% de agua?

Si me digo 'qué tonta soy' porque en un momento dado me he distraído y me he equivocado, o si me hablan con desprecio, con gritos o de malas maneras, o si soy yo, que mi tono de voz no es el adecuado, todo influye negativamente hacia mí o hacia las personas que están recibiendo el mensaje.

De igual manera, si me digo, me dicen o digo a las demás personas palabras, pensamientos y emociones positivas y agradables también van a repercutir, esta vez positivamente, hacia mí y a los demás.

Te lanzo dos propuestas

Una

Cada vez hay más personas que están poniendo más atención a lo que dicen y a lo que piensan. Ya que las palabras, pensamientos, sonidos y emociones tienen unas vibraciones que ensucian o magnifican a qué o a quién van dirigidas, ¿cómo lo ves si a partir de hoy mismo te tratas con dulzura, tratas a los demás de la misma manera que te gusta a ti que te traten o te haces respetar cada vez que sea necesario?

Dos

Cada vez hay más personas que crean rituales para modificar positivamente el líquido o comida que van a ingerir. Por ejemplo, ponen etiquetas con mensajes positivos en la botella, jarra o vaso que utilizan. ¿Cómo lo ves si a partir de hoy mismo escribes el adjetivo más apreciado, piensas en palabras de agradecimiento, amor, felicidad, paz o lo que creas conveniente para que cada vez que bebas estés ingiriendo líquido con buena energía y vibración? ¿Y si creas tus propios rituales según tu intuición? Ahí lo dejo... 😉

Solo existe el presente, el famoso aquí y ahora. Todo lo demás es mental, no es real. Vivir obsesionado/a hacia el pasado o preocupado/a hacia el futuro, te priva de lo que hay ahora. Puede ser que el ahora no te guste, entonces pregúntate qué es lo que puedes aprender de lo que estés viviendo y transfórmalo, créalo a tu gusto, cámbialo, mejóralo. Sólo depende de ti. Y, si el ahora te gusta, disfrútalo como nunca sabiendo que esa experiencia, ese momento, es único.

El pasado

Los recuerdos te transportan al pasado. No hay nada malo recordar experiencias, situaciones o relaciones pero sí de quedarte atrapado/a a ello, porque este enganche obsesiona y priva de saborear el presente, el único momento real que existe.

Los pensamientos obsesivos pueden ser agradables o no, según los clasifique la mente. Si son buenos estás de lleno a una melancolía. Puede que lo que viviste ayer o años atrás fuera mejor pero si tu mente sólo está allí es una muestra que el presente no es de tu agrado. Cámbialo. Haz lo que sea necesario para que puedas vivir el ahora de la mejor manera posible.

Si no lo son puede que estés enganchado/a a un victimismo, a un ‘pobre de mí por lo que me pasó’. Esta actitud es pasiva, conformista y no ayuda a reponerse de la situación. Lo que pasó, pasado está. Utilízalo para aprender de ello y para crecer como persona. Enfrentarte a tu pasado es el camino para salir del victimismo.

El futuro

El futuro se relaciona con la incertidumbre. Y ésta, con la preocupación. No sabes lo que va a ocurrir en tu vida pero la sueñas, la idealizas, creas expectativas y, mientras tanto, te pierdes el presente. En una ocasión escuché que ‘preocuparse por un futuro inexistente es como pagar intereses de una hipoteca que no tienes’.

Si te preocupas en exceso es que no aprecias el presente. No hay nada malo en organizar planes, realizar un futuro pero no desde la ensoñación, sino desde el presente. En este sentido John Lennon decía que ‘la vida es aquello que te va sucediendo mientras estás  ocupado haciendo otros planes.’

Hazte el mejor regalo: cambia para vivir el presente

Tanto si eres de los que están atrapados a un pasado o si eres de los que están enfocados a un futuro inexistente, el mejor regalo que puedes hacerte es cambiar.  El cambio produce miedo pero es lo que hay si quieres mejorar tu vida. Dejas de vivir por miedo. Te acompaña el ‘y si…’ tan nefasto porque te impide lanzarte a la piscina. Muchas veces sabes que hay agua y aún así no te lanzas.

Recuerda que lo que viviste en el pasado lo viviste en presente y lo que vivirás en el futuro lo vivirás en presente.

Recuerda también que presente es sinónimo de regalo. Regálate cada instante único vivido con la máxima intensidad. En el presente hay la certeza de que lo que hay es real, que no lo es si tu mente está en el pasado o en el futuro.

 

Se acerca un nuevo año. Es un buen momento para recopilar tus vivencias del 2021 y plantearte cómo quieres vivir el 2022.

Hacer un repaso de lo que ha ido bien y de lo que no, de lo que quisieras mantener y de lo que quisieras soltar, de felicitarte por lo que has conseguido, de encontrar nuevas estrategias a lo que no ha funcionado, de terminar lo que ha quedado pendiente, de aprender de los errores... Ponerlo encima de la mesa ayuda a planificar qué es lo que deseas para el próximo año.

Una vez observado el pasado, céntrate en el futuro. Para llevarlo a cabo te comparto un par de sugerencias.

UNA

Si eres de los que te gusta escribir, escribe una carta redactando con toda clase de detalles sobre cómo quieres vivir tus próximos meses.

Si por ejemplo te gustaría tener pareja, especifica qué tipo de persona es mejor para ti. No vale nombrar a alguien concreto porque a lo mejor ese alguien no es para ti.

Una vez escrita la carta -importante firmarla- la guardas en un rincón de tu casa y te olvidas de ella. La petición está hecha.

DOS

Otra opción es confeccionar un mural. Para ello necesitas una cartulina, tijeras, pegamento, lápices de colores y fotos que simbolicen lo que quieres tener. Se trata de que recortes fotos de revistas o que imprimas fotos directamente de internet y pegarlas en la cartulina. Los lápices de colores servirán para rotular tus fotos, si así lo consideras. No te olvides de pegar en medio de la cartulina una foto tuya.

Siguiendo con el ejemplo anterior, la foto no sería de nadie en concreto pero sí el tipo de chico-chica, hombre-mujer de tus sueños. Si eres romántico/a, tal vez una foto de una pareja contemplando un precioso atardecer. Si lo que buscas en una pareja es una base sólida de amistad y de buen humor, quizás la foto debería ser de una pareja riéndose y que se percibiera muy buena comunicación.

Una vez terminado el mural, pégalo detrás de una puerta y observa a menudo tu solicitud. Poner atención ayuda a conseguirlo.

Es importante, tanto si escribes como si recortas fotos y las pegas en la cartulina, que pongas total dedicación en el momento en que lo realices. Eso significa que visualices y que sientas en tu cuerpo que ya lo has logrado con actitud de agradecimiento.

Si por el contrario mientras lo realizas te estás diciendo a ti mismo/a que seguro que no lo vas a conseguir ¡seguro que no lo conseguirás! Olvídate de los peros y de cualquier connotación negativa que pueda surgir. Los 'ahora no es el momento'. 'con lo gafe que soy', 'seguro que a mí no me funciona' y similares solo van a entorpecer tu realidad futura.

Tu función es saber qué quieres y dejar que la vida se encargue del cómo te llegará.

Por supuesto que este planteamiento se puede hacer en cualquier época del año, pero el cambio de calendario invita a hacerlo ahora. ¡Disfruta de la experiencia!

Se acercan las fiestas navideñas y, como cada año, hay un llamamiento al consumo desde hace semanas. Cada vez surgen más motivos para tener que regalar y cada vez hay menos inspiración. Las casas se inundan de paquetes, de 'pongos' y de otros utensilios que no tienen ninguna utilidad. Vivimos en una sociedad de consumo y parece que estamos obligados en eso de regalar, pero te hago una pregunta... ¿realmente te sale del corazón el regalo que eliges pensando en la persona destinataria o simplemente es un trámite que tienes que cumplir?

Tengo una propuesta... En vez de regalar cosas materiales que a veces son innecesarias, regala (a ti y a los tuyos) experiencias enriquecedoras (de aquellas que se quedan en el corazón para siempre) o cursos (de los que sí o sí habrá un aprendizaje, liberación y crecimiento como persona).

Por mi parte te facilito, por el momento, un par de cursos garantizados que se podrán realizar durante el próximo año 2022.

 

Evolución Consciente

Ya llevo años impartiéndolo y al principio no podía tener ninguna valoración pero ahora ya tengo suficientes resultados para poderlo decir con total seguridad. Los cambios que propone el curso son notables. Cada persona tiene su ritmo, obviamente, pero para algunas es un inicio para su despertar y poder vivir con más consciencia, para otras les sirve para hacer cambios sutiles y hay quien el curso le aporta el empujón que necesita para importantes transformaciones.

La persona que se da la oportunidad de hacer el curso recibe la información que nos hubiera gustado conocer desde la infancia. Aprendimos matemáticas, historia, ciencias y otras asignaturas importantes que fomentan la cultura pero se olvidaron de

Quien se apunta al curso es persona afortunada porque en solo seis sesiones el participante recibe conocimientos muy valiosos para poder llevar a cabo en su día a día.

Próximo curso en Girona. Sábados 15-29 de enero, 12-26 de febrero y 12-26 de marzo de 9,30 a 13,30h

A lo largo del año habrá nuevas fechas. Te iré informando.

 

Meditación

Es tambien una muy buena opción de regalo. Aprender a meditar para

Saber meditar es un regalo que te haces a diario. Los que lo practicamos ya lo sabemos. Pero se tiene que aprender para poder sacar el máximo provecho. El curso de meditación es totalmente práctico e incluye la explicación teórica a través de un ebook y el seguimiento de varias semanas a nivel individual para aclarar cualquier obstáculo que pueda surgir.

Próximos cursos en Girona.

10-11-13-14 de enero de 18,30 a 20h aproximadamente

14-15-17-18 de febrero de 11 a 12,30h aproximadamente

A lo largo del año habrá nuevas fechas. Te iré informando.

 

No quiero olvidarme de los retiros en Lanzarote. Por motivos obvios en estos momentos están en reposo esperando que llegue el momento adecuado para volverlos a ofrecer.

Los retiros consisten en una semana de desconexión de tu entorno para conectarte contigo y aprender, compartir y disfrutar de la energía y de los paisajes de la isla. Todavía no hay fechas concretas. Te iré informando.

Espero que este artículo te sirva como inspiración a la hora de escoger regalos para tus seres queridos. Ten en cuenta que la felicidad no está en el exterior. No la conseguirás a través de cosas materiales ni de personas. La verdadera felicidad está en sintonía contigo.

 

Si quieres apuntarte an alguno de los cursos no dudes en escribirme en gloria@gloriarabell.com

Antes era de las que no tenía paciencia para escuchar. Quizás porque era una época en que mi necesidad primordial era hablar y hablar. Desahogarme. Vomitar todo lo que tenía dentro. Y no dejaba opción a que los que me escuchaban tuvieran su tiempo y espacio para replicar, afirmar o comentar su punto de vista.

Recuerdo también que era muy buena en terminar las frases de los demás. Creo que inconscientemente me sentía importante. El ego se encontraba a sus anchas y se convertía en el gran protagonista. No me daba cuenta de que cortar al interlocutor es como si dijera 'lo que digo yo es más importante que lo que dices tú'.

Por suerte la vida me llevó a aprender a escuchar. Lo tuve que asimilar, no me venía de serie y me di cuenta de la importancia de la escucha activa.

Escuchar activamente significa escuchar con total presencia y estar únicamente con lo que me dicen. Esto me permite aprender de la otra persona, conocer su visión y abrirme a otros planteamientos. No significa renunciar a mis ideas, claro que no. Pero sí que el diálogo que se forma se convierte en un compartir enriquecedor por ambas partes. Se crea una comunión de uno hacia el otro, y viceversa.

Hecho de menos la práctica de estar atento a lo que el otro dice en televisión y a veces en la radio que a menudo se solapan las voces de unos y de otros, se interrumpen sin ningún tipo de consideración y es tarea imposible entenderles. Ocurre lo mismo en el ámbito político. Unos y otros necesitan imponerse a sus contrincantes y los egos reflejan, con total transparencia, esa necesidad imperiosa de que su opinión es más valiosa que la de los demás a través de gritos e insultos.

La escucha activa es escuchar con todos los sentidos y es sinónimo de respeto hacia el otro y de buena educación, independientemente que la otra persona tenga ideas y planteamientos diferentes y opuesto a los míos.

Apuesto por los diálogos constructivos en vez de monólogos destructivos.

Empezar un recorrido de crecimiento personal es algo que para muchas personas les llega a su vida sin darse cuenta. De repente, están pidiendo información sobre cómo meditar, acuden a una charla informativa inspiradora, o les llega un libro sugerente en el que empiezan a abrir los ojos. Sin duda, los talleres, cursos y retiros son las estrellas que iluminan el camino alternativo para aprender a vivir con una mirada más profunda.

Cada cual tiene su momento y su camino para experimentar la consciencia, paz interior, sabiduría y amor que todos somos.

Pero ¿es mejor empezar con la meditación? o ¿es preferible primero entrar en el camino del 'darse cuenta'?

La respuesta es que ambas opciones son perfectas. Da igual por dónde se empieza. Una te lleva a la otra. Una, sin la otra, es estar a medias.

Conozco a personas meditadoras de muchos años que invierten hasta dos horas diarias a la práctica milenaria y, sin embargo, no saben cómo reaccionar ante un atasco, qué hacer para gestionar las emociones adecuadamente, o se quedan enganchados a un ego o viven acordes a unas creencias que no se dan ni cuenta que les limitan.

Y conozco a personas que tienen la sabiduría interior de cómo ir por la vida sin que lo externo les afecte, pero no saben cómo llegar a encontrarse consigo mismos.

Lo ideal es compaginar meditación con crecimiento interior y espiritual.

La meditación te permite entrar en tu interior, aumentar tu consciencia, aflojar los pensamientos, anclarte en el presente... Los cursos de crecimiento personal que te ofrezco te ayudan a reconocer y entender el comportamiendo del ego, a traspasar o transformar las creencias limitantes, a suavizar la mente que te lleva directo a una vida plena y consciente.

¿Necesitas un cambio en tu vida? ¡Tienes ambas oportunidades!

Por un lado, todavía estás a tiempo para inscribirte al curso de Evolución Consciente. Aquí encontrarás toda la información.

Y para el próximo mes, habrá nuevos cursos para aprender a meditar. Recibirás en breve la información de los horarios.

Si te resuena y lo sientes, deja de lado las excusas mentales y lánzate a la experiencia. ¡Nos vemos pronto!

'Erase una vez un extraterrestre que llegó al mundo de los humanos. Resultó ser un tipo muy observador y se dio cuenta de que en la Tierra se respiraba un ambiente iracundo y tóxico. Se vivía con conflictos, crispaciones, malestar, enfados...

Como también era un ser curioso quiso investigar cuál era la raíz de tanta cólera.

Se enteró de que las personas viven agrupadas en países y que éstos se diferencian entre sí según la manera de cómo enfocar la vida. Unos países tienen una visión capitalista y, sin embargo, el otro grupo tienen una tendencia socialista.

El extraterrestre empezó su investigación observando a un solo país. Escogió uno, al azar, de uno de los dos sistemas, también al azar.

Se dedicó a contemplar el funcionamiento de este país y se dio cuenta que entre sus habitantes también existían conflictos, había disputas y luchas entre ellos.

Decidió ir más a fondo. Escogió una de las regiones, también al azar, de este país. Y, de nuevo, se encontró con malentendidos y dificultades entre las personas de dicha región hasta tal punto de generar odio entre ellos.

Fue más allá y escogió un municipio dentro de una de las regiones. Encontró también indignaciones y peleas entre los pueblos.

Dentro del municipio, escogió de nuevo al azar, a uno de los pueblos. Una vez más, pudo observar que entre sus habitantes había diferencias abismales que daban lugar a enfrentamientos y discusiones violentas.

Decidió investigar el comportamiento de una familia escogida a dedo de este pueblo y entre sus miembros también habitaban desajustes y quebraderos de cabeza que daban lugar a irritaciones entre ellos.

El extraño ser, que era tremendamente tozudo, quiso llegar hasta el fondo y acotar aún más. Para ello escogió a una de las personas de esta familia. Lo eligió, como en otras ocasiones, al azar y ¡zas! se encontró que en el interior de esta persona estaba repleta de odio, rabia, conflictos, desajustes, crispaciones, enfados, malestar, disputas...'

Es aquí cuando la afirmación de Mahatma Gandhi toma fuerza:

Si quieres cambiar el mundo cámbiate a ti mismo.

¿Te imaginas que tú, yo y todos los que lean este artículo, hiciéramos algo para transformar la negatividad, frustración, toxicidad... y que de manera viral se fuera extendiendo como las fichas del dominó que unas hacen caer a las otras?

No son necesarios grandes cambios. De hecho los sutiles son los más poderosos. Si eres de los que considera que el mundo necesita un despertar, un cambio de consciencia, empieza por ti.

Una sonrisa al dirigirte a alguien desconocido o a tus vecinos, un saludo a quien te encuentres por la calle, un agradecimiento a todo lo que te ocurre o lo que ya tienes, desconectar de la televisión y redes sociales para conectar más contigo, con la familia y los amigos, priorizar lo importante para ti en vez de dejarte de lado, cuidarte, mimarte... Cualquier mínimo cambio es un gran cambio.

¡¡Sé el cambio que quieres ver en el mundo!!

Gracias. Gracias. Gracias.

 

¿Te angustia el futuro?

¿Te invade la soledad?

¿Eres de los que te quejas por todo?

¿Aceptas lo que se presenta en tu vida?

¿Sabes decir 'no' cuando es necesario?

¿Te amas?

¿Reconoces cuando estás irascible?

¿Comes de manera saludable?

¿Asumes tus responsabilidades?

¿Estás estancado/a en tu vida?

¿Te comparas con los demás?

¿Aceptas las opiniones que son opuestas a las tuyas?

¿Te dan miedo los cambios?

¿Tu relación de pareja no termina de funcionar?

¿Tienes un trabajo mediocre?

¿Intuyes que 'algo' superior nos acompaña?

¿Tus pensamientos son tóxicos?

¿Tienes dificultades económicas?

¿Vives obsesionado/a por el pasado o preocupado/a por el futuro?

¿Tienes conflictos laborales?

¿Eres flexible con tus pensamientos?

¿Sientes cada vez más crispación en tu alrededor?

¿Te adaptas a las nuevas circunstancias?

¿Cómo sería tu vida si no tuvieras miedo?

Si tienes una sensación desagradable, ¿escapas de este sentir?

¿Agradeces a diario lo que tienes o lo que te pasa en tu vida?

¿Cuidas y mimas a tu cuerpo?

¿Consideras que las crisis son oportunidades?

¿Crees que el mundo necesita un cambio? ¿Y tú, lo necesitas?

¿Te gustaría que tu vida tuviera más alegría?

¿Tienes miedo a la muerte?

Son preguntas que invitan a la reflexión. Estoy segura que algunas no te han dejado indiferente y has podido sentirte identificado/a. A veces con sólo ser conscientes es suficiente para poner manos a la obra y hacer los cambios oportunos para mejorar la vida. Pero en ocasiones no sabemos por dónde empezar.

¿Me dejas ayudarte?

El curso de Evolución Consciente sirve precisamente para dar respuesta a tus preocupaciones, dar salida a tus necesidades y aprender a vivir como tú deseas que sea tu vida.

No es terapia de grupo. Son encuentros para aclarecer tus dudas a través de la teoría para después poder aplicar las herramientas que te ofrece el curso en cada sesión. ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Con quién? En el momento necesario cuando estés viviendo en conflicto, delante de la persona que te crispa.

Aquí encontrarás toda la información sobre ello: Curso de Evolución Consciente.

Las creencias sociales son las que generación tras generación y también desde la misma sociedad van implantándose sin que hagamos nada para detenernos, cuestionarlas y, mucho menos, en replantearnos si concuerdan con nuestra manera de ser o de vivir.

Creencias como:

Son ejemplos, aunque la lista podría ser interminable. Estas ideas inculcadas, sobre todo en la niñez, son las que nos condicionan. Tienen mucho poder y transformarlas suele ser tarea ardua. Si me quedo sin pareja, si por lo que sea no puedo tener hijos, si no tengo posibilidad de adquirir una vivienda, si soy mujer y quiero practicar un deporte 'masculino', si soy hombre no puedo mostrar mis sentimientos... son ideas que si las tengo muy interiorizadas se forman un desequilibrio entre lo que siento, pienso y hago. Esta incoherencia es la que no me permite ser fiel a mi mismo o a mi misma y es una de las fuentes de más desgaste energético que existe.

¿Qué hacer?

Primero, darte cuenta de que es lo que te impide vivir como tu desearías y, después, ponerte a ello. ¿Qué transformarías, anularías o incorporarías en tu vida para sentirte realizado o realizada y para que vivas con total coherencia? Se trata de renunciar lo que no te conviene e incorporar lo que sí es para ti. Recuerda que un día vas a morir y el mejor regalo que podrías hacerte es que este día no tuvieras ningún arrepentimiento de nada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram